jueves, 29 de enero de 2015

"CARLOS AURED. NOSTALGIA Y PASIÓN". ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL PLANA.


ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL PLANA

 Eres un autor y crítico relativamente joven, pero ya has demostrado una clara preferencia por el género fantástico. Cuéntanos cómo comenzó esa pasión tuya por este tipo de cultura popular y cómo empezaste a colaborar con diversos proyectos cinematográficos y televisivos, los fanzines y los libros, además de los programas de radio...


Bueno, pues haciendo un mal chiste, como diría Jack, el destripador, no el de las habichuelas mágicas, vayamos por partes.
Respecto a la preferencia y la pasión no cabe la más mínima duda que la gente de mi generación, los sesenta, nos criamos con la televisión y una época dorada para el medio en todos los sentidos.  Disfrutábamos, nos aterrorizábamos, con los Chichos, padre e hijo, jajaja y todas aquellas joyas americanas.  “Historias para no dormir”, “Es usted el asesino”, “Los invasores”, “Tierra de gigantes”, “Perdidos en el espacio”… Ese era el menú.  Eso me llevó, junto a la permisividad de mi padre, otro cinéfilo que había heredado del suyo la afición, a tratar de colarme en el comedor de casa para ver cualquier película de terror que se proyectara en el aparato.  Así comenzó mi afición por lo fantasmagórico.  En otro orden de cosas, con mi abuelo vi sobre todo mucho western.  El sentido de la maravilla me fue inculcado, una vez más, por mi padre, que me compró mis primeros libros de Julio Verne.  Y el gusto por la cultura popular, como fuente de disfrute y conocimiento, también es herencia paterna.  Recuerdo esos domingos por la mañana en la Plaza Redonda, cargado de tebeos y literatura de bolsillo.  El Londres neblinoso del Inspector Dan, la España romana de “el Jabato”, los Aznar…  Hay que ver lo importante que es un padre en la vida de un niño, jajajaja...
A mí  me ha pasado lo mismo con Plana Jr., jajajaj...
Yo también era muy crédulo en aquellos años (creo que fui el último del cole en enterarme de la amarga verdad sobre los Reyes Magos), y todo aquel mundo de fantasía me parecía real.  Creía firmemente en fantasmas, monstruos, brujas, casas encantadas,….  Eso me llevó de rondón a interesarme por todo el mundo del ocultismo y la parapsicología y la ufología.  Encontrar confirmación, con muchas de aquellas teorías, a la luz de los conocimientos de hoy, totalmente descabelladas, de la realidad de los fenómenos y situaciones o personajes en los que quería creer.  Mulder y yo hubiéramos sido buenos amigos.
Realmente, por mi afición a Verne y al cómic, mi primera pasión fue la literatura.  Siempre estaba leyendo.  Por supuesto, casi todo fantástico (hasta bien pasada la adolescencia no me empezó a interesar otro tipo de literatura).  Ese fue mi primer gran amor.
Como era un tío raro, y siempre estaba encerrado en casa leyendo, mis padres, un poco preocupados por mi estabilidad mental, insistían en que saliera a la calle.  No me interesaba demasiado la gente en aquellos años, así que tenía pocos amigos.  De ese modo me tenía que refugiar en las añoradas salas de reestreno.  Así me llegó el segundo flechazo (tras un breve idilio infantil en los cines de barrio de tres películas).  Empecé a comprar revistas, a profundizar, a ver mucho cine en televisión.  Los fantasmas habían perdido la partida, aunque, innegablemente, la preferencia genérica siempre está ahí. Si bien, mi película fetiche es un western: “Grupo salvaje”.  Supongo que porque en el fondo habla de la amistad.
Quizá esa cultura “de barrio” es la que me ha llevado a mi siguiente proyecto.  En plan nostalgia “paradiso”.  Un estudio social, crítico, casi antropológico, sobre el oficio de proyeccionista.  En colaboración con un amigo que desempeñó ese empleo, y actualmente está en el paro.  Con muchas entrevistas a los muchos supervivientes que todavía quedan en nuestra comunidad que alegraban nuestras tardes de antaño.

Respecto a mi entrada por la puerta grande en esta profesión, por llamarlo de alguna manera, vino todo rodado y de la misma mano. Poco antes de casarme, hablando con un amigo de todo este tipo de cine y de las películas que veíamos de Aured, Naschy, Ossorio, etc…, tuvimos la descabellada idea de hacer algo al respecto, en plan un poco reivindicativo, con más medios e imaginación.  De ahí surgió “Unidos por la sangre”, en una época en la que, esperábamos, resucitar el fantástico y el fandom por todo lo alto.  Fuimos una especie de francotiradores.  Pero no nos acompañó la fortuna y la película nunca vio la luz.  Sin embargo, en una especie de mimetismo, destapamos la caja de Pandora y más gente, que ya había comenzado a hacer sus pinitos en el terreno del corto y demás, comenzaron a desfilar y a llenar con su talento nuestras pantallas.  El fandom resucitó y cada vez más publicaciones comenzaron a hablar de aquellos años y las viejas glorias a reverdecer, con desigual fortuna, desde los precarios manuales de historia del cine confeccionados por la gente que realmente ama el cine.  Eso me llevó a conocer a un montón de buena gente que había admirado en pantalla y a publicar yo también.   De mi intento de llevar a las salas mi proyecto, apoyado por esas personas a las que admiraba (Taylor, Naschy, Ibáñez Menta, Victor Israel, Patty Shepard…) surgió también mi inmersión en el mundo historiográfico con aquel ya mítico “Flash-back” de mi amigo Busquets, junto al maestro Carlos Aguilar. Precisamente la pieza fundamental de todo ese engranaje, cuando ya trabajaba en la programación golfa del Plus, fue trabar amistad con Carlos Aured a través de otro gran amigo común al que le había echado una mano en el montaje de un corto.
Así emprendí diversos contactos, y trabé relación con mucha gente, gracias a ese proyecto iniciático, con el que me embarqué en distintas actividades: productor de cortometrajes, actor ocasional en spots televisivos, distintos guiones que no encontraban salida, festivales de cine…
De ahí a colaborar en prensa, radio y televisión, como comentarista o crítico cinematográfico, había un paso.  Y hasta hoy, donde ha quedado únicamente esta última faceta.
- Al haber estado implicado prácticamente en todos y cada uno de los campos del negocio cinematográfico, permítenos que conozcamos tu opinión de primera mano. ¿Cuál es la valoración que tienes de la situación actual del mercado del cine en España?
Lo primero y más importante que me ha enseñado esta implicación es el respeto.  No valorar negativamente cualquier película al saber, de primera mano, lo difícil que resulta, la cantidad de gente que se ve inmersa en un film y el valor que tiene el trabajo de todos ellos, que se lo toman la mayoría en serio, independientemente del resultado final, que te podrá gustar o no.  Lo importante es no menospreciar todo ese trabajo.
Respecto al mercado español, yo diría que la situación actual es bastante patética, con muchas dificultades y trabas de todo tipo.  En líneas generales.  Eso no quiere decir que haya intentos aislados de originalidad y buenos profesionales.  Pero seguimos con los mismos esquemas de antaño en los guiones, si bien antes el humor era más inteligente, ahora tiende a lo zafio (también por influjo de la televisión).  Respecto al género, creo que se hacen cosas importantes.  No obstante, la situación actual, a nivel económico, no permite tampoco demasiadas veleidades.  Si bien  el dinero es lo de menos si se suple con inteligencia. 
La única posibilidad de haber creado una industria cinematográfica fue precisamente en los años setenta, con la eclosión del Fantaterror y el auge de las co-producciones. La búsqueda de financiación privada propia y ajena, la personalidad arriesgada de gente como Pérez Giner o Modesto Pérez Redondo, o Paul Naschy, mismamente. Pero todo eso se lo cargó el mandato de Pilar Miró y el apoyo institucional de productos, supuestamente intelectuales y de más calidad, que no iba a ver nadie, en detrimento del cine puramente comercial.  Se dejó de hacer negocio por la sola espera del bote gordo.  Y esa herencia ha pesado hasta ahora.  La protección es buena, hasta cierto punto.  Pero cada vez, cineastas más jóvenes, le están echando huevos e ingenio para romper esas barreras.  Aunque los más talluditos no se cansen de dar la murga en los Goya quejándose de la falta de apoyo institucional.  Algunos querrían volver al pasado y seguir haciendo películas sobre la guerra civil. 
Como decía el gran Pumares, el cine es un negocio que de vez en cuando produce obras de arte.

Miguel Ángel Plana "escoltado" por los hermanos Villalta, Óscar y Marta, en el pasado Fantasti´CS14.
- Has visitado muchos festivales de cine de género ¿Dónde fuiste mejor y peor recibido?
La verdad es que en todos me lo he pasado pipa, rodeado de buenos amigos, haciendo amigos nuevos, y sobre todo viendo buen cine. Pero, por supuesto, donde más he disfrutado siempre ha sido en Sitges.  Si bien, considero que a nivel institucional y de certámenes, creo que donde peor lo he llevado ha sido en mi propia tierra.  Jamás he participado de ninguna actividad de la Filmoteca, ni se me ha llamado para colaborar en ninguna publicación o ciclo.  Lo mismo que en Cinema Jove o la extinta Mostra.  Aunque sí que haya estado relacionado con algunos de esos eventos tangencialmente, y tenga muy buenos amigos que si que participan de los mismos. 
En esto, como en todo, hay círculos muy cerrados, donde todo el tiempo se pasan lamiéndose el culo los unos a los otros.  Es muy difícil entrar, y si atacas de algún modo a alguno de esos círculos, entonces estás condenado.
Siempre son los mismos los que organizan todos los cotarros y los que chupan de las ayudas para proyectos, en muchas ocasiones, carentes de calidad e inteligencia.
- Cuéntanos alguna anécdota ¿Conociste a alguno de tus “héroes” del cine?
Mira, por afinidad geográfica, por patriotismo, por afición…  La experiencia más bonita fue estar sentado enfrente del gran Don Narciso Ibáñez Menta y escuchar sus propias vivencias de primera mano, con esa voz tan característica que me traía el recuerdo de todos mis miedos infantiles.  Si encima te va enseñando sus trucos de maquillaje…  Recibir consejos paternales y ánimos para seguir haciendo lo que hago de Paul Naschy, compartir bocadillo con Jack Taylor, recibir llamadas de teléfono de Carlos Aured durante el difícil rodaje de Empusa para ver cómo me encontraba tras mi divorcio… Esos son mis héroes.  No los Karloff, ni los Chaney.
- ¿Qué importancia han tenido las redes sociales (de las que sabemos eres un ferviente seguidor) a la hora de darte a conocer?
Pues para mí ha sido muy importante.  Cuando mi hijo era pequeño, salvo las ocasionales colaboraciones en prensa y radio, todo esto lo tuve paralizado.  Cuando dejó de ser pequeño, coincidió con mi independencia forzosa.  Tenía más tiempo y facebook acababa de nacer…, así que, poco a poco, fui conociendo gente afín y gracias a ello volví al ruedo.

 - Has debutado por todo lo alto en la bibliografía cinematográfica con un libro consagrado al cineasta Carlos Aured. ¿Qué te atrae de este cineasta injustamente olvidado?
Algunos de sus films son de culto.  Tenía talento, pero los condicionantes de mercado lo arrollaron obligándole a hacer cine para comer más allá de las expectativas que él tenía.  Siempre quiso algo más que no llegaba.  Incluso nuestros diversos proyectos conjuntos eran borrados de un plumazo.  De él aprendí mucho.  Este libro es una deuda que yo tenía con él más que una reivindicación.
 - Háblanos de otra figura mítica de nuestro cine: Paul Naschy. Durante un tiempo "Empusa" (su último trabajo en el cine, co-dirigido con Carlos Aured) fue un proyecto fantasma.
De Paul, al contrario que otros, sólo puedo decir buenas palabras. Cuando conocí a ambos, más o menos ya habían retomado su relación de antaño, pero en el tiempo que conseguí implicarlos en mi proyecto terminaron por limar todas las asperezas que quedaban entre ellos.
La Historia del Cine Español ha cometido una injusticia con Paul.  Y algún día alguien debería hacer algo al respecto.
-Imagino que este proyecto no es flor de un día, que como crítico de cine en todas sus vertientes es algo que tendrías en mente desde hace bastante tiempo. ¿Qué circunstancias concretas te animaron a convertirlo al fin en una realidad?
En realidad me faltaba un empujón.  Me lo dio un tal Adsuara.  Creo que lo conoces.
¿Estás satisfecho del resultado final?
De lo que más satisfecho estoy es de haber podido contar con la inestimable ayuda y la sabiduría de dos monstruos como Ángel Gómez Rivero y Carlos “Serendipia” Benítez.
—Tras este prometedor debut, ¿tienes en mente más proyectos, algún otro libro?
Por supuesto que sí.  Ahora que he vuelto a empezaaaaar!!!, no pienso parar. Jajajaja...  Hay varias ideas circulando por mi mente, una ya casi consolidada, un par de ideas a las que le faltan un empujón y otra cosita junto a un proyeccionista de cine valenciano que estamos moviendo y que, de momento, no parece interesar a nadie.  Algo un poco antropológico, casi.  Y hasta aquí puedo leer.
- Ya para terminar, ¿Nos dices algunos de tus títulos favoritos del Fantaterror español?
Hay muchos, y ninguno es de Jesús Franco.  “Pánico en el transiberiano”, “No profanar el sueño de los muertos”, “El refugio del miedo”, “La noche del terror ciego”, “La marca del hombre-lobo”, “El caminante”, “Los ojos azules de la muñeca rota”…

sábado, 17 de enero de 2015

A LA VENTA: "CARLOS AURED. NOSTALGIA Y PASIÓN".


Costó cuatro millones de pesetas (24.000 euros) y recaudó más de ochenta (480.000 euros). El fontanero, su mujer... y otras cosas de meter (1981), es posiblemente la película más famosa del murciano Carlos Aured (1937-2008). Cineasta de serie B, restringido al cine de terror primero y al cine S después, su nombre se ha asociado a la comercialidad pura y dura, a algunos de los largometrajes más burdos de los años setenta y ochenta.




Se podría pensar de él que fue un alegre personaje contracultural, algo así como una versión de bolsillo de Jess Franco. Pero su historia, dice el crítico valenciano Miguel Ángel Plana, es otra muy distinta; es el relato de alguien que jamás tuvo una oportunidad decente para hacer una buena película; un creador que tuvo que recurrir a los ardides más básicos para conseguir vivir de lo que más amaba, que era el cine; un creador que murió sin saber cuánto talento tenía porque nunca lo pudo poner a prueba.
Carlos Aured.Para descubrir este personaje tan desconocido como mentado, Plana ha escrito su primera biografía. El libro fue presentado oficialmente el pasado día ocho de noviembre de 2014 en el marco de las jornadas FANTASTI´CS 14 de Castellón. Lleva por título Carlos Aured: Nostalgia y pasión y en su redacción no sólo ha acudido a las muchas entrevistas que le realizó en vida sino también a su viuda, Virginia, así como a compañeros de rodaje y actores como por ejemplo Silvia Tortosa, quien trabajó con él en películas como Susana quiere perder... eso (1977), en un pequeño papel, o El enigma del yate (1983).
Todos ellos han coincidido en destacar, dice Plana, la bonhomía de Aured así como su capacidad para filmar. "Era muy disciplinado, con mucho más talento del que la gente se pueda imaginar", asegura el crítico valenciano. Y sin embargo, el murciano, que falleció en Dènia, ha quedado como quintaesencia del cine tosco patrio. Por hacer lo que tocaba. Por plegarse a los supuestos gustos del público. Por negarse a sí mismo.
Cumplida la veintena, Aured quiso entrar en la industria cinematográfica y lo hizo siguiendo los cauces habituales, como meritorio, "ganando puntos". Fue ayudante de dirección de Luis García Berlanga en ¡Vivan los novios! (1970), de Rafael Moreno Alba en Las melancólicas (1971) y, sobre todo, de León Klimovsky, con quien rodó Los hombres las prefieren viudas (1970), La noche de Walpurgis (1971), el filme que convirtió en un mito a Paul Naschy, y La casa de las Chivas (1972), con guión del ínclito Carlos Pumares.

Miguel Ángel Plana, director del programa de radio "La claqueta metálica" en radio 4G, siempre quiso publicar su primer libro sobre su antiguo colaborador y amigo, Carlos Aured.
Klimovsky fue su mentor. Así se lo reconocía el propio Aured a Plana y queda recogido en el libro. "Fui su ayudante en unas seis películas. Era un maravilloso artesano del cine y manejaba a la perfección la cámara, el montaje, los presupuestos... A su lado yo aprendí seguramente el 90 % de lo que sé", le decía. Su afecto era mutuo. Klimovsky siempre prensó que Aured era el joven cineasta con más futuro por su sensibilidad.


De ahí que no sea extraño que una de sus primeras película fuera, precisamente, una secuela de un film de Klimovsky. Se trata de El retorno de Walpurgis (1973), que se estrenó en todo el mundo como Curse of The Devil. Era, según el propio Aured, "mucho más que una secuela". Violencia, pechos de mujeres intuidos, litros de sangre, el film es todo un compendio de los tópicos del cine de terror de los setenta de serie B y resulta inevitable sentir simpatía por su torpe aspecto. Es, con diferencia, su mejor película. Con una más que discreta ambientación histórica, no había dinero para más, el largometraje es mejor por lo que deja intuir que quería ser que por lo que finalmente se ve en pantalla.
Además de darle a conocer, le permitió consolidar su breve pero intensa relación profesional con el protagonista, Paul Naschy, con quien Aured ya había debutado en el cine con El espanto surge de la tumba (donde hacía su aparición una jovencísima María José Cantudo), y con quien después trabajó en La venganza de la momia antes del éxito de El retorno de Walpurgis.

Tras rodar Los ojos azules de la muñeca rota, esta relación profesional finalizó abruptamente en 1975 en medio del éxito por un malentendido (Naschy creía que no querían contar con él en La noche de la furia y se sintió despreciado) y el binomio Naschy-Aured despareció. De hecho, incluso, durante años Naschy se convirtió en su mayor detractor, si bien con el tiempo se arrepentiría de esos comentarios.

Décadas después, una vez recuperada la relación personal, ambos intentaron reverdecer laureles y amistad con el film maldito Empusa (2007-2010), inicialmente titulado La gaviota. Fue en vano. Aured se encontraba ya mal. Plana sospecha que empezaba a padecer los problemas físicos que acabarían provocando su muerte. Finalmente fue despedido nada más comenzar el rodaje y falleció a los pocos meses. Naschy moriría un año y 11 meses después sin llegar a ver finalizada la película, ya que falleció en pleno proceso de postproducción.


El primer largometraje de Aured sin Naschy fue una peculiar incursión en el cine de asesinos en serie, Los fríos senderos del crimen (1974), que él mismo consideraba "nefasta" y de la que no le gustaba hablar. El argumento pivotaba en torno a un psycho-killer donde la única pista para atraparlo era que fumaba mucho una determinada marca de cigarrillos y que los aplastaba de un modo característico. ¿Por qué esto? Muy sencillo, la casa Phillip Morris había puesto dinero, le explicó Aured a PlanaProduct placement.



Convertido en poco menos que una caricatura de cineasta, el cliché que usaría como referente Iván Zulueta en su mítica Arrebato (1980) para el personaje que encarnó Eusebio Poncela, Aured se vio obligada a dar el salto al cine S, cine erótico con abundancia de escenas de desnudo pero sin insertos pornográficos, por pura supervivencia económica. Firmó así largometrajes tan rudimentarios como ¡Susana quiere perder... eso! (1977), La frígida y la viciosa (1981) y la célebre que nada celebrable El fontanero, su mujer... y otras cosas de meter (1981).
De todas ellas la que más predicamento tuvo fue la última, El fontanero... con su largo y chistoso titulo. Como película no era más que una reedición al alza del fenómeno del ‘landismo', con ‘españolitos medios' con gran actividad sexual. Así se lo explicaba el propio Aured a Manuel Romo en el documental Cuando España se desnudó (2005). "Decidimos que [el largometraje] iba dirigido a una clase medio-baja; decidimos que el protagonista tenía que ser una persona trabajadora, y, que por otra parte, tuviera acceso a los domicilios para así que pudiera ligar con las señoras y todo eso".  El resultado fue penoso pero el éxito de público le hizo albergar esperanzas de que podría hacer otro tipo de cine. Habían querido tener espectadores y lo habían conseguido. Se merecía pues una oportunidad.
Se equivocó. Nadie se la dio. Tras El fontanero... le produjeron Apocalipsis sexual (1982), una especie de revisión del secuestro de Patty Hearst con Lina Romay (musa de Jess Franco) y la actriz porno transexual Ajita Wilson en el reparto. La película, que escribió solo y dirigió a medias con Sergio Bergonzelli, estaba lastrada por esa obsesión de incluir escenas de sexo, se llegaron a rodar después escenas pornográficas, y, aunque recaudó más de 40 millones de pesetas, evidenció que, cada vez que hacía lo que le pedían, que se plegaba a los deseos de sus productores, se alejaba más del cine.



Después llegó la maliciosa De niña a mujer (1982) que le robaba el título a Julio Iglesias yEl hombre del pito mágico (1983), dos films a cual más infame que sirvieron para darle de comer pero que, como es lógico, Aured nunca pensó que tuvieran un gran valor artístico.
Mediados los ochenta intentó volver a subirse al carro del género que le vio nacer, el terror, y mientras aceptó diversos trabajos en la profesión "por pura supervivencia y mantenimiento del contacto". El mismo año en que se despidió del cine erótico con El hombre del pito mágico, trató de recuperar su estatus con la "fallida pero muy aceptable" El enigma del yate (1983), dice Plana, un largometraje en el que volvió a trabajar con Tortosa tras ¡Susana quiere perder... eso!. También redactó el guión de El triunfo de un hombre llamado Caballo (1983), secuela de la película protagonizada por Richard Harris dirigida por John Hough y protagonizada por Michael Beck que fue un auténtico desastre.


Su última película, Atrapados en el miedo (1985), fracasó. Según le explicaba a Plana, "es una historia al estilo Halloween Viernes 13, señor que se escapa de un manicomio y es indestructible. No era nada original, pero quería imprimirle algo diferente y salió una mala copia. No había presupuesto, una vez más", le explicó lacónico. Otro intento en falso. Otra decepción.
Halló refugio en la televisión, en Canal Plus, como programador del cine pornográfico de la cadena. Fue su momento de mayor repercusión quizás. De su mano entraron en España las primeras emisiones de un género que ahora satura internet y que entonces supuso una revolución mediática. En la década que va de 1990 a 2000, Aured introdujo a los españoles en la pornografía con criterios de selección profesionales, como cualquier otro programador al uso.
Aunque adquirió cierta fama y era entrevistado por cadenas de radios y revistas, Aured se quedó atrapado con la frustración de no haber podido hacer nunca la película que deseaba, con el presupuesto que quería. "Nunca tuvo suerte y estuvo obsesionado con poder filmar algo que le dignificara como cineasta", comenta Plana. Esa oportunidad nunca llegó.
"Durante todos esos años, en los que no se dedicó a la realización de películas, no fue él del todo", dice su viuda en el libro. "Lo hacía porque necesitaba ganarse la vida. Durante su etapa en Canal Plus, se dedicó a controlar las películas pornográficas. Decía que hasta de ellas aprendía", añade. Donde otros veían un motivo para el onanismo, él encontraba un contraplano interesante.
Una vez dejó la cadena privada intentó levantar el proyecto Unidos por la sangre, un film de vampiros a partir de un guión de Plana y ambientado en la Guerra Civil. Acudió hasta Filmax en Barcelona, donde le dijeron que trabajaban con gente joven y/o con talento y que él no cumplía ninguno de los dos requisitos. "Aquello le dolió", dice Plana.


Llegó entonces Jacinto Molina, Naschy, y le propuso Empusa. Y aceptó. Pero no estaba ya para rodar. La experiencia, dice Plana, "fue un desastre". "Parecía que se había olvidado de hacer cine". La película, la completó el propio Naschy.
¿Cuál habría sido el cine que hubiera hecho Aured si le hubieran dejado? Uno diametralmente opuesto, según se puede desprender de sus propias palabras. "¿Adónde ha ido a parar la mágica pantalla de plata, la fábrica de sueños, la complicidad de la sala oscura?", le preguntaba a Plana. "[Los cineastas] Hemos olvidado que el cine es un arte de sensaciones y lo hemos transformado en una competencia de miedos, de presupuestos; en un ejercicio narcisista más para regocijo de los autores que para deleite del espectador". Hablaba en general, pero también podía hablar por sí mismo.

Carlos Aured y Paul Naschy entierran el hacha de guerra en la Muestra de Cine Fantástico y Terror de Algeciras Fantastika.

Murió en su casa de Dènia el domingo 11 de enero de 2008. Su pareja volvía de comprar y se lo encontró muerto. "Vivía para el cine", dice su viuda en el libro. "Soñaba siempre con el cine. Fue un hombre que elucubraba constantemente. Planeaba en todos los conceptos. Se pasaba los días enteros planificando, estudiando proyectos viables, buscando financiación...". Alguno de ellos con su Horacio, Plana, quien ha dado fe de su trágico sino.
La obsesión por volver a dirigir y realizar una gran película, "no necesariamente grande", explica Plana, y la tan ansiada reconciliación con su hijo que no se produjo, éste ni siquiera ha recogido la herencia de su padre y hasta se cambió el orden de los apellidos, "son los dos grandes afanes que no pudo concluir en vida, sus dos grandes sueños", dice el crítico. "Quizá eso sea lo que más le duela a su viuda", concluye.

Otra entrevista radiofónica al autor aquí.

Carlos Aymeur en valenciaplaza



CARLOS AURED. NOSTALGIA Y PASIÓN
Ediciones Museo Fantástico 
Autor: Miguel Ángel Plana
Colaboradores: Carlos Benítez y Ángel Gómez
Prólogo: Jorge Juan Adsuara
Rústica a todo color
17X23.5 cm.
320 páginas
ISBN 13: 978-84-617-2533-5

También está disponible en librerías y tiendas especializadas como Argot (Castellón), ventanaindiscreta(Zaragoza), Freaks (Barcelona), De Pelis y Fnac Callao (Madrid), Librería Leo Rosebud (Valencia)...  En Internet: Ebay y Todocolección.

PVP: 21 €
Pedidos por correo: edicionesmuseofantastico@gmail.com

lunes, 12 de enero de 2015

II MUESTRA DE CINE OSCURO, MALDITO Y DE CULTO. EXHUMED MOVIES.


Con el inicio del año nuevo, el circuito de festivales vuelve a activarse con interesantes propuestas. En la ciudad de Salamanca, nuestros amigos del fanzine Exhumed, preparan para los próximos días 6, 7 y 8 de febrero un evento que no os podéis perder si os gusta el cine de culto.

PROGAMACIÓN:

-VIERNES 6 FEBRERO (ESPACIO ALMARGEN)-

.18:00 h. "CORTOS"
.18:30 h. "DELIRIO CALDO"
.20:15 h. "NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES"
.....sesión noche en memoria....
.00:00 h. "EL MONTE DE LAS BRUJAS"

-SABADO 7 FEBRERO (ESPACIO ALMARGEN)-

.17:30 h. MESA COLOQUIO EL PAPEL
.18:30 h. "MASACRE ZOMBIE"
.20:00 h. "CORTOS"
.20:30 h. "BRAIN DAMAGE"


- DOMINGO 8 FEBRERO (ESPACIO ALMARGEN)-

.11:00 h. Especial 30 aniversario de "LOS CAZAFANTASMAS" con el programa de Radioactiva en directo

Detalles:

Viernes, 6 de febrero
ESPACIO ALTERNATIVO ALMARGEN SALAMANCA
Nave situada en avda. de las artes nº6 (antigua prolongación de Principe de Vergara nº 106)
(enfrente del patio del DA2)
37003 Salamanca.

http://www.exhumedmovies.com

viernes, 9 de enero de 2015

ADIÓS A ROD TAYLOR


El actor australiano Rod Taylor, famoso por su papel en el icónico filme de suspense 'Los Pájaros', de Alfred Hitchcock, murió a los 84 años en Los Angeles (oeste de Estados Unidos), anunció la revista People el jueves.



También conocido por sus actuaciones en 'La Máquina del Tiempo', 'Asalto al Tren', Taylor murió el miércoles de causas naturales. 



Recientemente, Taylor representó al primer ministro británico Winston Churchill en el filme de Quentin Tarantino 'Bastardos sin gloria', sobre la Segunda Guerra Mundial, papel que le dio un premio del Sindicato de Actores.



Falleció en su casa, rodeado de su familia, señala People, citando a su co-protagonista en 'Los Pájaros', Tippi Hedren.

             En Los pájaros del gran Alfred Hitchcook.
"Rod fue un gran amigo para mí y un gran apoyo. Eramos muy, muy buenos amigos", dijo Hedren, también de 84 años.

            George Pal junto a Rod Taylor en una pausa del rodaje de La máquina del tiempo en 1959.

"Era una de las personas más divertidas que haya conocido, era reflexivo y tenía clase, todo era bueno en ese hombre", recordó Hedren en un comunicado citado por el semanario.

miércoles, 7 de enero de 2015

PHENOMENA MADRID: ALIEN, ALIENS Y ALIEN 3


En 1979 nacía de la mano de Ridley Scott una criatura que ha marcado la ciencia-ficción con sus mandíbulas afiladas y su sangre compuesta de ácido. En 1986, James Cameron tomaba el relevo y dirigía una secuela cargada de acción en la que los aliens multiplicaban su presencia. En 1992 era David Fincher quien plasmaba su sello personal en una tercera entrega que dividió opiniones entre sus seguidores. Disfruta de la trilogía completa el domingo 11 de enero, en el cine Callao de Madrid.



http://www.phenomena-experience.com/

martes, 6 de enero de 2015

PROYECCIÓN DE "MIL GRITOS TIENE LA NOCHE".






EL BUQUE MALDITO
 y PHENOMENA - THE ULTIMATE CINEMATIC EXPERIENCE presentan

Proyección de Mil gritos tiene la noche (Juan Piquer Simón, 1982).

Sábado 17 de enero de 2015 - 18h

¡Vuelven las proyecciones de El Buque Maldito a la ciudad de Barcelona! 
Tras una larga pausa de 18 meses debido a diversos motivos, volvemos por la puerta grande ya que dejamos el Espai Jove Garcilaso y nos trasladamos, gracias al realizador Nacho Cerdà, a la nueva sala de Phenomena. 

¡Un marco espectacular para reanudar los pases! 

El primero será el sábado 17 de enero a las 18h. con la proyección, en 35mm, del film insignia del realizador valenciano Juan Piquer Simón Mil gritos tiene la noche, el slasher patrio por excelencia y título de culto a nivel mundial.

La proyección contará con la presencia del mítico actor Jack Taylor, uno de los rostros más importantes del cine fantástico y de terror español. 
Su larga trayectoria, iniciada en la década de los cincuenta y activo en la actualidad, y el excelente trabajo a las órdenes de directores como Roman Polanski, Amando de Ossorio, John Milius, Juan Piquer Simón, Jesús Franco, León Klimovsky o Federico Curiel, avalan su profesionalidad en el mundo del cine.

Las entradas anticipadas estarán en breve a la venta a través del portal Atrápalo:


Y en las taquillas del cine:

Phenomena
C/. Sant Antoni Maria Claret, nº168
Barcelona
L5 (Sant Pau) / L2 (Sagrada Familia) / L4 (Alfons X/Joanic)

domingo, 4 de enero de 2015

ENTREVISTA A SUNO NAVARRO, PRODUCTOR Y DIRECTOR DE "STAR CRASH TRIBUTE".

                                                                         Suno Navarro, Sheila Esteve y Jesús Fernández.


Suno tiene cuarenta y tantos (prefiere no decir la edad exacta).Estudió filología y turismo, aunque no acabó ninguna de los dos carreras. También tiene una especialidad universitaria en dirección y producción de cine. Ha sido profesor de After effects y de efectos especiales. Además, ha dado muchos cursillos sobre cortometrajes y charlas de cine.
  • ¿Cómo empezaste en el mundo del cine?
El cine siempre me llamó la atención y ya de niño hacía mis pinitos con la cámara de súper-8 de mi madre, con la cual hice un fan film sobre Battlestar Galáctica, a los 13 años y uno sobre Star Wars a los 14.
  • ¿Cuáles han sido tus anteriores trabajos?
Bueno, he realizado una docena de cortos, el más reciente Episodio Cero, un corto muy crítico con el universo Star Wars, he realizado una serie infantil de marionetas Taronia, una webserie de humor ácido llamada Capitalismo Sésamo, e incluso tengo un largometraje fallido llamado Gavá Rock City, una comedia musical, que por diferentes circunstancias no tuvo el acabado final necesario para ser distribuido.

                                                        Luigi Cozzi, Caroline Munro y Armando Valcauda en 1979.


  • ¿Cómo surge la idea de realizar una película homenaje a "Star Crash, choque de galaxias" de 1978?
Aunque era una idea que me venía rondando la cabeza, todo empezó en el Festerror de Lloret de este año. Aquella noche,  el estreno de nuestro corto Episodio Cero fue un fiasco y volví pensando de Lloret que tenía que hacer algo distinto, algo innovador que consiguiera llegar a ese público ochentero que ha sido abandonado por el cine actual. Justo aquella noche había conocido a Caroline Munro, así que pensé ¿por qué no un remake de Star Crash? Es una apuesta muy arriesgada, pero al cine no subvencionado, al cine que se hace en garajes y pequeños estudios no nos queda otro camino que el riesgo.


  • En 1981, se estrenó "Star Crash II, Huida de la tercera galaxia" de Bitto Albertini. Esta vez potenciando el carácter erótico en su argumento y con menos presupuesto. ¿Has contado también con este film para desarrollar el guión?
Esta película fue una pequeña decepción para mí, porque yo esperaba encontrarme más “cartoon” Star Crash y en realidad era una película erótica. Aún así si que me sirvió para tener claro como sería el erotismo de nuestra protagonista.
  • ¿Cuál es el argumento de la película?
He respetado mucho el hilo general de Star Crash de Luigi Cozzi. El emperador del primer círculo de estrellas, Delib III encarga a dos contrabandistas espaciales, Stella Star y Akton que averiguen el paradero de unas naves perdidas en la frontera de las estrellas fantasma. Y en ese camino, y acompañados por el robot Elle, viajan hasta Amazonia y otro planeta misterioso. Lo que hace nuestra película es contarnos de donde vienen los personajes. Sabremos por fín el origen de Stella Star, cómo conoció a Akton, por qué se rebela el conde Zarth Arn (en nuestra peli se pronuncia Zarán), las amazonas y su reina tienen un papel destacado. Y hay ciertos homenajes a la película original.
  • El cine fantástico español, se ha mostrado siempre con el planteamiento límite de sus propuestas, aunque es rico en ambientación. ¿Donde se ruedan los interiores y exteriores de la película?
Mentiría si dijera que no hemos hecho localizaciones, pero muchas las hemos filmado, o las vamos a filmar para usarlas de fondo en vídeo-composición. El grueso de la película se filmará sobre una pantalla verde. Luego integraremos a los personajes y a los elementos 3d en estos vídeos que ya tenemos filmados.




  • El diseño de producción es fundamental para que el espectador se sumerja en un tiempo del futuro. ¿Es complicado y laborioso encontrar los materiales y construir los elementos para el atrezzo?
Yo tenía claro que el remake o tributo no podía tener el mismo aspecto setentero que la original, y hemos hecho un diseño de producción basado en el steam punk, y en muchos elementos hemos tenido que usar mucho la imaginación, transformar una carraca infantil en un mando de nave, o coger pistolas de agua y transformarlas en arcabuces espaciales. Soy muy asiduo de los grandes bazares de todo a cien, donde he encontrado muchas cosas, pero también de algunas tiendas de venta y alquiler de disfraces de Londres, en donde hemos encontrado el grueso del vestuario, que luego hemos arreglado. Nos hemos basado en la idea “No construyamos nada que ya esté hecho y podamos transformar”.
Esta es una película con mucho atrezzo y vestuario. No sólo las pistolas, los asientos, las consolas, todo se está fabricando, incluso la cabina de la nave de Stella y Akton a tamaño natural.


  • Los efectos especiales son también parte fundamental del tipo de películas de esta índole. Los creados para la película original fueron muchos y diversos (matte-paintings, cromas, rotoscopio, stop-motion...). ¿En vuestra producción se utilizarán efectos CGI ó también váis a emplear efectos tradicionales?
Básicamente vamos a usar, croma, matte painting, 3d e integración de 3d en vídeo-composición. Algún efecto tradicional también habrá como explosiones o humo. Tenemos la suerte de tener con nosotros a Jesús Fernández, nuestro Armando Valcauda, que es un auténtico artista del 3d y la integración.



  • Una producción de estas características necesita un presupuesto muy holgado. ¿Existe alguna campaña de Crowdfunding? ¿Cuáles son las fuentes de financiación?
Ahora mismo llevamos gastados unos ocho mil euros, para todo el vestuario, atrezzo, decorados, pruebas y una cámara Sony Alfa 7, para poder rodar la película a Full HD 50p. Y creo que nos harán falta otra cantidad similar para acabarla.
Personalmente, no creo en el crowdfunding, aunque en su momento fue algo extraordinario. Se pudieron filmar películas como El Cosmonauta, pero luego todo ha sido un abuso. He conocido gente que ganaba un buen sueldo en empresas de publicidad, pero luego iba a un crowdfunding para sacar 3 mil o 5 mil euros para un corto. Y yo decía, si tú no crees en tu proyecto para poner dinero, ¿quieres que lo pongan los demás? Este es uno de los males del cine español en general, sólo hay unos pocos que arriesgan su dinero en estos proyectos.
De momento, la fuente de financiación han sido los ahorros que yo tenía para irme del país, y espero que un par de mecenas pongan el resto. Luego, eso sí, tenemos un plan para recuperar el dinero, no sólo en venta de derechos y venta directa de la película, sino también de un merchandising-on-demand muy especial, como figuritas de 20 centímetros de los personajes, la banda sonora, un libro que estamos haciendo contando cómo lo hemos hecho, todos nuestros trucos y algunas cosas que se nos irán ocurriendo.

                                  Presente, pasado y futuro de Star Crash en una foto. Con el gran Luigi Cozzi.


  • ¿Qué consejos dio Luigi Cozzi tras vuestra reunión en el pasado festival de Sitges?
Nos dijo que no intentáramos competir con Disney y su máquina de hacer películas, que nos alejáramos del hiperrealismo de Star Wars. Y creo que lo hemos conseguido. Nuestro Star Crash será más bien una peli de piratas y aventuras. También nos dijo que los derechos del nombre pertenecen a Columbia Pictures, o sea a Sony, de ahí el título provisional Las aventuras de Stella Star, aunque creo que finalmente la vamos a poder llamar Star Crash Tribute.
  • Aparte de Cozzi, ¿Qué otros directores admiras?
Quiero hacer mención a Juan Piquer Simón, que me parece uno de esos genios olvidados, un auténtico mago del fantástico, en un país que no cree en ese género, lo nuestro es la comedia burda.
Y luego, aunque a algunos le de mucha rabia, creo que James Cameron hace mucho por el cine, cada película suya es un avance de la industria, aunque él no haya dejado de ser un artesano, que se arremanga para controlarlo todo.
  • ¿Star Trek o Star Wars?
Siempre he contado que un viernes de diciembre de 1978 mi madre me llevó a ver La Guerra de las Galaxias y aquello cambió mi vida. La ciencia ficción me llevó a la literatura, y la literatura me hizo como soy. Aún me recuerdo de niño haciéndome un casco de Darth Vader de cartulina. Sin embargo, 6 años después esto cambió. Me sentí traicionado por Lucas al ver El retorno del jedi y empecé a ver películas de Star Trek, (Star Trek, the motion picture es ciencia ficción en estado puro) y luego llegó Star Trek: la nueva generación, una de las mejores series de ciencia ficción en muchos años.




  • ¿Qué otras películas de cine fantástico te gustan?
Aquí podría hacerme el erudito y decirte Blade Runner o el Solaris de Tarkosky. Ambas las he visto y me han influenciado mucho. Pero soy más del cine spin-off trash. Me flipan las copias de Star Wars que se han hecho, por ejemplo la japonesa Los invasores del espacio u otra menos famosa titulada aquí Galaxias, año 2000. También otra película en la que participó Armando Valcauda (el jefe de efectos de Star Crash) El humanoide. Y no me puedo olvidar del Flash Gordon de Mike Hodges, muy en estética steampunk.
  • ¿Existe algún autor literario del género que te gustaría destacar?
Yo he leído mucho a Asimov y a Philik k. Dick pero me quedo con Robert Heinlein, al que se le recuerda por la adaptación de "Tropas del espacio" (que es para mí su peor novela). Pero tiene algunas novelitas maravillosas como "Puerta al Verano" o "Forastero en tierra extraña". Y también me gustaría destacar el humor ácido de Stanislaw Lem. "Las aventuras del astronauta Tichy" me parecen de lo mejor que se ha escrito como space-opera.


                                            Corellia, la reina de Amazonia, que interpretará la gran Nathalie le Gosles.


  • La caracterización del equipo artístico que se observa en las primeras imágenes de preproducción está muy lograda. ¿Cómo fue la selección de los actores?
Ha sido bastante dura y difícil. Y empezamos equivocándonos mucho. El primer casting no estaba a la altura. Pero luego, tras charlar con una serie de gente que me aconsejó, fuimos encontrando poco a poco, el perfil de actor/actriz que necesitábamos para cada papel. Actores con mucho recorrido, con mucha solvencia interpretativa y, sobre todo, con humildad y ganas de trabajar. Te digo esto porque también fuimos rechazados y tratados como locos (como Segura y Carbonell en Obra maestra) por algunos actores y actrices que nos prejuzgaron de antemano, sin ni siquiera leer el guión o ver el diseño de producción, gente que está muy maleada por la profesión, que han hecho dos anuncios o un secundario en una serie y se creen estrellas. Es otro de los males de nuestro cine, la falta de transparencia y humildad.


                                                      Sheila Esteve como Stella Star posa junto a su descubridor, Suno Navarro.


  • Sin duda, Caroline Munro, en su papel de Stella Star, marcó a toda un generación que acudimos a las salas por entonces o visionó la película en vídeo y en televisión. Todavía posee esa belleza y magnetismo que le caracteriza y que comprobamos  recientemente en el festival de cine de terror en Lloret de Mar. ¿Ha sido difícil encontrar a Sheila Esteve, la nueva heroína sexy intergaláctica para el papel?
Aunque suene a tópico, a Sheila la encontré por casualidad en una estación de tren. Llevábamos dando muchas vueltas buscando a la nueva Stella Star. Mi primera idea era una morena voluptuosa, más voluptuosa que atlética, pero no la encontrábamos y empezamos a barajar otras opciones. Hemos probado una Stella Star rubia, otra peliroja e incluso una Stella negra, pero no acabábamos de encontrar el perfil bueno. Las que daban el perfil interpretativo no daban el físico y viceversa. En estas, que decidí ir a hablar con una amiga mía actriz profesional para proponerle que hiciera la prueba, cuando me encontré en la estación de tren de Gavá a Sheila Esteve. Y nos montamos en el mismo tren y en mismo vagón. Y la abordé como un desconocido. “perdone, señorita. ¿Es usted modelo o actriz? “ Le conté el proyecto, vino a hacer una prueba y ya no lo dudé. A Sheila la estamos ayudando entre todos, ya que es una rookie, pero está trabajando duro para ser una Stella inolvidable. Como su sonrisa. No la vais a olvidar.

                                                   El gran Txema Lorente interpretará al Conde Zarth Arn.


  • La banda sonora compuesta por John Barry para el film original es maravillosa. ¿Quién es el compositor musical de la película? ¿utiliza instrumentos de orquesta o teclados?
Pues este es otro de los grandes descubrimientos del equipo. La banda sonora la está componiendo Gaetano Malaponti, un fan de la ciencia ficción, que nos ha dado ese sonido de piratas/steampunk que necesitábamos. Habrá teclados pero la banda sonora estará orquestada.
  • ¿Hay alguna fecha prevista para el estreno?
La película la rodaremos en marzo y, en principio hay seis meses de postproducción, pero puede que se alargue porque somos pocos en el equipo de post-po y porque queremos que haya una versión doblada al inglés. Y lo que tengo claro es que no coincidiremos en el tiempo con el nuevo Star Wars, así que a igual retrasamos el estreno hasta febrero de 2016.
  • La película se proyectará en el circuito de festivales nacionales?
Pues eso esperamos. Aunque mi experiencia personal en el mundo del cortometraje me demuestra que la selección en los festivales muchas veces no depende de la calidad del producto, sino del distribuidor o del enchufe que tengas. En España no hace falta tener talento, sólo contactos. Por eso tengo más fe en mover la copia internacional y tenemos entre ceja y ceja llegar a alguna Comicon o Scificon importante.



  • Actualmente hay pequeñas distribuidoras que comercializan dvds con películas independientes? ¿existe la posibilidad de adquirir próximamente en un futuro la película en las tiendas?
Ese es uno de nuestros objetivos, que el público pueda comprar nuestra obra y además para evitar la piratería, darles valores añadidos. Hemos comprado el dominio www.starcrash-tribute.com y desde allí esperamos vender ediciones especiales de la película en dvd o llaves usb, y como te he dicho antes todo tipo de merchandising.

Más info aquí.